Zelenski enfrenta penetración rusa en altos niveles

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, prosiguió ayer con las destituciones en el servicio secreto del país dentro de su lucha contra la penetración rusa en las estructuras del poder, un esfuerzo que incluyó la destitución formal este martes por parte del Parlamento de dos estrechos colaboradores.

Zelenski enfrenta penetración rusa en altos niveles
AGUAJERO DIGITAL

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, prosiguió ayer con las destituciones en el servicio secreto del país dentro de su lucha contra la penetración rusa en las estructuras del poder, un esfuerzo que incluyó la destitución formal este martes por parte del Parlamento de dos estrechos colaboradores.

Los dos primeros altos cargos en caer fueron la fiscal general, Iryna Venedíktova, y el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, (SBU), Iván Bakánov, cuyo cese fue aprobado ayer oficialmente por la Rada Suprema (Parlamento) tras decidir Zelenski la víspera apartarlos de sus puestos tras detectar cientos de casos de traición y colaboracionismo en sus respectivos departamentos.

Mano dura Según explicó el mandatario, se registraron 651 procesos penales por traición a la patria y actividades de colaboración con Rusia de empleados de fiscalías, órganos de instrucción y otros organismos para hacer cumplir la ley.

Más de 60 empleados de la Oficina de la Fiscal General y del Servicio de Seguridad permanecieron en territorios ocupados por Rusia y “están trabajando contra nuestro Estado” indicó.

Este tipo de conexiones entre los empleados de las fuerzas de seguridad de Ucrania y los servicios especiales de Rusia planteaban serias preguntas sobre el liderazgo de Venedíktova y Bakánova.

La primera estuvo en el equipo de Zelenski desde sus primeros días en el poder, según escribió ayer el líder de la fracción del partido oficial El Servidor del Pueblo, David Arakhamia, quien recalcó que la experiencia de Venedíktova será aprovechada en un “nuevo puesto”.

Bakánov a su vez es un amigo de la infancia del mandatario y fue su jefe de campaña en las elecciones presidenciales de 2019.

Zelenski ha nombrado temporalmente al frente de la Fiscalía General al segundo al mando, Oleksiy Simonenka, y a Vasyl Malyuk como jefe en funciones del SBU.

Esta medida no fue la última del mandatario para evitar la infiltración rusa en el aparato estatal, ya que este martes destituyó también al vicejefe del SBU, Volodímir Gorbenko.

Más destituciones Y a este decreto siguieron otros con las destituciones de los jefes del SBU en las regiones de Sumi, Dnipropetrovsk, Zhitómir, Transcarpatia y Poltava, y el nombramiento de uno nuevo en la de Járkov, puesto que estaba vacante desde mayo pasado.

Ya anoche, en su tradicional videomensaje al pueblo ucraniano, el presidente dijo que se estaba efectuando una auditoría del personal del SBU y que se estaba evaluando la destitución de 28 funcionarios por motivos similares a los despidos anteriores: “Un desempeño laboral insatisfactorio”.

Pese a este revés para la seguridad nacional y los intentos de Rusia de afianzar sus administraciones en los territorios ocupados del sur y este de Ucrania, Zelenski confía en que las Fuerzas Armadas podrán liberarlos tarde o temprano.

“Las Fuerzas Armadas lograron infligir importantes pérdidas logísticas a los invasores. Cada vez es más difícil para el Ejército ruso mantener posiciones en el territorio capturado. Paso a paso, avanzamos, desbaratamos los suministros a los ocupantes, identificamos y neutralizamos a los colaboradores”, recalcó.

Según Kiev, actualmente 1,028 localidades fueron liberados, pero 2,621 siguen bajo control ruso. El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valery Zaluzhny, aseguró que se ha logrado “estabilizar la situación” en el frente, aunque ésta permanece “compleja y tensa”.

Misiles M142. La llegada de misiles de los lanzacohetes múltiples estadounidenses M142 HIMARS ha contribuido de forma importante a mantener las líneas ucranianas defensivas y las posiciones de las fuerzas de Ucrania.

Coronavirus. Ayer martes, las fuerzas ucranianas dispararon, según la administración prorrusa de la región de Jersón, en su mayoría ocupada por Rusia, misiles HIMARS contra el puente de Antonivka, que cruza el río Dniéper.