Ucrania denuncia "falsas narrativas" en África sobre guerra de Rusia contra Ucrania

El ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, denunció hoy las "falsas narrativas" sobre la guerra de Rusia contra Ucrania que se dan en África, tras su reciente gira por el continente, con el fin de buscar un cambio en la posición de algunos países africanos que se abstienen de reprobar a Moscú.

Ucrania denuncia "falsas narrativas" en África sobre guerra de Rusia contra Ucrania

AGUAJERO DIGITAL

El ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, denunció hoy las "falsas narrativas" sobre la guerra de Rusia contra Ucrania que se dan en África, tras su reciente gira por el continente, con el fin de buscar un cambio en la posición de algunos países africanos que se abstienen de reprobar a Moscú.

"Algunas naciones de África tienen un buen recuerdo del papel de Rusia en la descolonización de los países africanos, pero entonces deberían tener igualmente este recuerdo sobre los ucranianos", afirmó hoy Kuleba durante una rueda de prensa virtual, al señalar que en los años ochenta Ucrania presidía el comité de la Asamblea General de la ONU contra el "apartheid" y la discriminación racial.

"Hicimos todo lo posible, como miembro de las Naciones Unidas, para ayudar a Sudáfrica", aseguró el ministro, subrayando que "Rusia no significa Unión Soviética".

Según Kuleba, son al menos tres las "falsas narrativas de la propaganda rusa que todavía encuentran su propio público en los países africanos": Rusia no tenía otra opción que atacar a Ucrania porque ésta iba a ingresar en la OTAN, Rusia y Ucrania son una sola nación y Rusia quiere la paz, pero Ucrania se niega a negociar.

"Durante mi visita a África la gente decía que Rusia está haciendo mucho por África. (...) La mayor inversión que hizo Rusia en África es el envío de mercenarios de (la empresa de seguridad) Wagner a varios países africanos para desestabilizar la situación de seguridad", apuntó Kuleba.

El ministro ucraniano explicó que el objetivo de su gira por África, que le llevó entre el 3 y 9 de octubre a Senegal, Costa de Marfil, Ghana y Kenia antes de interrumpirla tras los bombardeos rusos contra Kiev el pasado 10 de octubre, era forjar "asociaciones de calidad entre Ucrania y las naciones africanas, basadas en tres pilares de reciprocidad: respeto, apoyo y beneficios mutuos".

"Queremos desarrollar (las relaciones) para defender conjuntamente los principios que nuestros países comparten y uno de estos principios es el de la integridad territorial", agregó.

En este sentido, dijo que el mayor peligro en el caso de que Rusia tenga éxito en Ucrania es que "será un mensaje para todos los países del mundo que quieran redibujar las fronteras con su vecino por la fuerza", advirtiendo de que podría suceder en África.

Durante su visita Kuleba trató cuestiones como el comercio, la educación, la seguridad, la seguridad alimentaria y la transformación digital.

También recordó que "cada cohete ruso golpea no sólo a los ucranianos, también perjudica la calidad de vida de los africanos".

Además, señaló que, a pesar de acortar su visita al continente, el consejero especial de Ucrania para África continúa la gira y visitará más países en los próximos días, entre ellos Mozambique.

Igualmente, confirmó que Ucrania organizará en el primer semestre de 2023 una conferencia a la que invitará a todas las naciones africanas y que su país estará "encantado" de acoger "lo antes posible" al jefe de Estado senegalés y presidente de turno de la Unión Africana, Macky Sall.

En la votación de ayer de una resolución de la ONU que rechaza los polémicos referendos de Moscú en cuatro regiones ucranianas, 30 países africanos votaron a favor (incluidos los cuatro países visitados), diecinueve se abstuvieron y cinco estuvieron ausentes.

Las abstenciones africanas están vinculadas no sólo al poder político y económico que Moscú tiene en África, sino también a motivos históricos como el apoyo soviético a los movimientos anticoloniales en el siglo XX y a la lucha contra el sistema segregacionista del "apartheid" en Sudáfrica.