¿Te gusta comer frente al televisor? Te decimos por qué no debes hacerlo

En estos momentos de cuarentena, es natural crear nuevos hábitos en familia, pero no todos son saludables. Uno de ellos y que es realmente común es comer frente al televisor y, aunque parezca una práctica inocente y habitual, puede tener consecuencias negativas para la salud. Aquí te decimos por qué no debes comer frente al televisor y evitar en todo lo posible esta costumbre.

¿Te gusta comer frente al televisor? Te decimos por qué no debes hacerlo

En estos momentos de cuarentena, es natural crear nuevos hábitos en familia, pero no todos son saludables. Uno de ellos y que es realmente común es comer frente al televisor y, aunque parezca una práctica inocente y habitual, puede tener consecuencias negativas para la salud.

Aquí te decimos por qué no debes comer frente al televisor y evitar en todo lo posible esta costumbre. 

CONSECUENCIAS DE COMER FRENTE AL TELEVISOR

1 - OBESIDAD Y SOBREPESO

Cuando estás comiendo y viendo televisión, eres menos consciente de los alimentos y cantidades que consumes, lo que provoca que pierdas la noción de sentirte satisfecho.

Esto, a la larga, puede provocar obesidad y sobrepeso, especialmente si creas el hábito de desayunar, comer y cenar con el televiso colocado en el comedor o en el lugar donde acostumbras comer. 

Este problema afecta en mayor grado a los niños, que además de las comidas, suelen consumir comida chatarra mientras ven alguna programación, y aún más peligroso si dejan de hacer actividad física por estar frente a la pantalla. 

2 - COMER DE FORMA MECÁNICA

Este riesgo causa más problemas de lo que imaginas pues, además de sobrepeso, provoca los famosos atracones y posible dolor de estómago. 

Si se hace habitual, es muy posible que se generen diversos problemas digestivos.

COMERCIALES CON ALIMENTOS

Los anuncios de comida están diseñados para estimular más el apetito y se despierten antojos de comida poco saludable y, por ende, que no te sientas nunca satisfecho, e incluso que gastes más de lo que necesitas en productos alimenticios. 

3 - PROBLEMAS DE CONDUCTA Y FALTA DE COMUNICACIÓN

La hora de la comida es uno de los momentos más importantes para convivir como familia y comunicarse. El hecho de ver televisión irrumpe este momento y la familia deja de comunicarse.

No solo eso: esto podría provocar problemas de conducta en los niños, pues al no sentirse supervisados, no captan normas y órdenes necesarias para la hora de comer (desde cómo sostener un tenedor, usar la servilleta o masticar bien los alimentos).

¿QUÉ DEBES HACER PARA NO COMER FRENTE AL TELEVISOR?

  • Evita tener el televisor en los lugares donde procuran comer. Si no puedes moverlo, guarda el control remoto o desenchufa el aparato.
  • Tampoco coman con celulares o tablets en la mesa.
  • Puedes optar por poner música de fondo a un volumen bajo (de preferencia, que sea música sin letra y que sea armoniosa para el momento).
  • Toma la iniciativa y busquen un tema ameno para platicar en familia. 
  • Busca alguna actividad de sobremesa que puedan realizar después de comer (un juego de mesa es muy opción).
  • Crea el hábito de que todos recojan la mesa y ayuden a lavar los platos. 
  • Si ven una película, puedes ofrecer snacks saludables para evitar que tus hijos coman en exceso azúcares y grasas.