Rusia concluye su misión de ayuda contra el coronavirus en Italia

ROMA, Italia.- Un mes y medio después de la llegada a Italia de varios aviones del Ejército ruso con personal sanitario y material de protección contra el coronavirus, Rusia da por concluida su misión e inicia la repatriación de sus…

Rusia concluye su misión de ayuda contra el coronavirus en Italia
AGUAJERO DIGITAL

ROMA, Italia.- Un mes y medio después de la llegada a Italia de varios aviones del Ejército ruso con personal sanitario y material de protección contra el coronavirus, Rusia da por concluida su misión e inicia la repatriación de sus especialistas.

Entre el 22 y 25 de marzo aterrizaron en el aeropuerto militar de Pratica di Mare, cerca de Roma, una decena de aviones que transportaron más de ocho brigadas de virólogos y epidemiólogos, camiones para la desinfección y material sanitario como mascarillas, trajes de protección o respiradores artificiales.

Los médicos militares rusos se dirigieron después de su llegada a Lombardía, en el norte del país, la región más afectada por el coronavirus, donde llevaron a cabo labores de desinfección en hospitales, residencias de ancianos y carreteras.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, anunció este miércoles que hoy comenzaba el regreso de los especialistas a su país.

La llegada de los equipos provenientes de Moscú, formados por 120 personas, llegó después de una llamada entre el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente ruso, Vladímir Putin, el pasado 21 de marzo.

El convoy ruso cruzó entonces Italia con camiones en los que se podían ver las banderas de Italia y Rusia con forma de corazones y la frase en italiano, ruso e inglés «Desde Rusia con amor», en referencia a la célebre película de James Bond.

En Bérgamo, la provincia que más ha sufrido la COVID-19 y donde más han actuado los equipos rusos, habrá hoy un acto de despedida oficial que contará con la presencia de varios consejeros de la región de Lombardía.

Además, los médicos rusos e italianos que trabajan en el hospital de campo habilitado en el recinto ferial de Bérgamo se han despedido con una foto y el mensaje «Buena suerte Italia».

El ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, celebró la ayuda con un mensaje en redes sociales en el que afirmaba que «Italia no está sola y cultivar amistades con otros estados es fundamental».

Y en una entrevista, minimizó las reticencias que esta ayuda rusa ha creado en algunos sectores políticos italianos y se defendió de las críticas que le acusaban de dar más énfasis a las ayudas de China y Rusia que a las de EE. UU., al asegurar que el país americano es «su principal aliado» pero que «Italia es un país autónomo que piensa con su propia cabeza».

MUERTOS POR COVID-19 REPUNTAN FUERTEMENTE EN ITALIA

Italia sufrió un fuerte repunte en los fallecimientos con coronavirus, al casi doblar las alrededor de 200 defunciones diarias: registró 369 en las últimas 24 horas.

Así suma ya casi 30 mil muertos (29 mil 684), pero el crecimiento de contagios sigue contenido, con 1,444 casos más desde el martes (total 214,457), según los datos ofrecidos por Protección Civil.

Además, ya se han curado en total 93 mil 245 afectados. Ayer fueron 8,014, un número récord.

Unas 3 mil personas dadas de alta corresponden a Lombardía -la región más afectada por la pandemia-, aunque sus autoridades han explicado que se han contabilizado casos de días anteriores.

También se registra hoy una gran disminución de positivos actuales, 6.939 menos desde ayer, y ahora son 91.528. De estas, el 81 % se encuentra en sus casas, sin síntomas o con síntomas leves.

El presidente de la región de Lombardía, la más afectada por COVID-19, Attilio Fontana, ha escrito hoy una carta al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en la que expone una serie de propuestas cuyo objetivo es evitar las aglomeraciones en el transporte público local.

TELETRABAJO Y TRANSPORTE PÚBLICO

Sugiere que se cambie el horario de entrada en oficinas, que se oficialice el teletrabajo, que se garanticen controles efectivos para la entrada a los transportes públicos, el distanciamiento mínimo entre personas y en la necesidad de ayudar a las familias con niños en edad escolar.

Italia ha comenzado el pasado 4 de mayo su desconfinamiento gradual con un plan diseñado por el Gobierno que ha sido criticado por la oposición y por algunos miembros del propio Ejecutivo por considerarlo demasiado estricto.

Tanto es así que el ex primer ministro italiano y líder de Italia Viva, uno de los partidos en la coalición gubernamental, Matteo Renzi, ha dado recientemente un ultimátum al Ejecutivo y ha pedido que se aceleren los tiempos para que el país siga el ritmo de socios europeos como España.

Tras las críticas, el primer ministro ha reconocido hoy en un encuentro con empresarios que este es «un período de gran sufrimiento», pero ha matizado que su gabinete no tiene intención de «alargar el bloqueo» de forma innecesaria y ha adelantado que, si la curva de contagios sigue controlada, «existe la posibilidad de anticipar algunas fechas» de reanudación de la actividad de negocios que todavía siguen cerrados.

Conte ha asegurado que con el plan desarrollado por el Ministerio de Sanidad y con las informaciones que recibirá el Gobierno de forma diaria por parte de las autoridades regionales el país podrá «mantener bajo control la curva de contagios incluso a un nivel territorial muy reducido».

El Reino Unido supera los 30.000 muertos

El Gobierno británico comunicó hoy que en las últimas 24 horas se han producido 649 muertes por COVID-19 en el Reino Unido, con lo que la cifra total de fallecidos en el país tras haber dado positivo en un test se eleva a 30 mil.

El Reino Unido, que ha detectado 6,111 nuevos contagios en el último día, se mantiene como el país más castigado de Europa por el coronavirus según el registro oficial de fallecidos.

El sistema de salud ha llevado a cabo 69, 436 test en la última jornada, por debajo de la cota de 100 mil pruebas diagnósticas que se ha marcado el Gobierno, cuyo primer ministro, Boris Johnson, aseguró hoy en el Parlamento que el país tendrá capacidad para realizar 200 mil cada día al final de este mes.

Aún así, el domingo está previsto que Johnson desvele en un discurso la hoja de ruta del Reino Unido para desescalar las restricciones, y se espera que el mismo lunes se empiece a aplicar algún cambio.

El Ejecutivo aún no ha dado detalles sobre sus planes y podría modificar algunas medidas en una eventual nueva reunión del gabinete durante el fin de semana, en función de los datos sobre el avance de la pandemia que lleguen en los próximos días.

El Gobierno subraya asimismo que prevé que las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- afronten la desescalada de manera coordinada.

Alemania sigue aliviando restricciones aunque con red de seguridad

La canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes de los estados federados anunciaron hoy el alivio de algunas restricciones y el prolongamiento de la norma general del distanciamiento social hasta el 5 de junio dentro de la lucha contra la pandemia de la COVID-19.

Además, dejaron una especie de «red de seguridad» en la medida en que los estados federados se comprometieron a introducir nuevas medidas restrictivas en aquellas circunscripciones en las que haya más de 50 nuevas infecciones por cada 100 mil habitantes.

Merkel, a ese respecto, señaló que un caso así sólo se da actualmente en una circunscripción alemana.

Las relajaciones son posibles, según Merkel, gracias a que se ha logrado detener la progresión de la pandemia, como muestran las cifras. La reducción continuada del contagio permite seguir «la cadena», apuntó, y con ello «analizar paso a paso» su evolución.

«Hemos logrado el objetivo de detener la expansión del virus y de no saturar nuestro sistema hospitalario», dijo la canciller, amparada en las cifras del Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en el país.

Según Merkel, «aunque se ha superado la primera fase de la pandemia, todavía estamos al comienzo y tendremos una larga confrontación con el virus».

En ese sentido,  el primer ministro bávaro, Markus Söder, dijo que mientras no haya una vacuna ni medicamentos contra el COVID-19, el virus seguirá representando un peligro.

Las cifras de este miércoles del RKI sitúan el cómputo de contagios en 164.807 en Alemania -un aumento de 947 respecto al día anterior- y el de víctimas mortales en 6.996 -165 más en las últimas 24 horas-. El número de pacientes recuperados es de 137.000.

La distancia recomendada frente a otras personas de 1,5 metros sigue vigente y se insistió en el uso de mascarillas en espacios cerrados en Alemania. Sin embargo, las normas de reducción de contactos se alivian en varios campos.

Ahora se podrá salir en grupos con personas de dos familias y ya no solo con quienes vivan bajo el mismo techo o en grupos de dos, como hasta ahora.