El Consejo Nacional de la Magistratura, CNM, es un organismo colegiado integrado por representantes de los tres principales poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Tiene a su cargo, la delicada misión de escoger los jueces de la llamada Altas Cortes: Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Superior Electoral.

¿Premiaran tránsfugas? …segunda mayoría.

AGUAJERO DIGITAL

El Consejo Nacional de la Magistratura, CNM, es un organismo colegiado integrado por representantes de los tres principales poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Tiene a su cargo, la delicada misión de escoger los jueces de la llamada Altas Cortes: Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Superior Electoral.

El CNM es presidido por el presidente de la Republica; está compuesto por el presidente del Senado, el presidente de la Cámara de Diputado y un Senador y un Diputado elegido por estos organismos, de partidos diferentes al que correspondan sus presidentes y que tenga la mayoría. Además, forman parte el Procurador General de la Republica y el presidente y un juez de la Suprema Corte.

Tras las pasadas elecciones, no han decidido a que partido le darán la segunda mayoría; el Senado está ponderando quien la ostente; si el PLD quien obtuvo, ocho escaños en el Senado o si la Fuerza del Pueblo, recién formada y quien recibió muchos trásfugas, incluyendo recién electos senadores y diputados del PLD, restándole fuerza. ¿Premiaran o no los tránsfugas y el partido que los recibió? Son recién electos congresistas, que sacaron lo que deseaban de su vieja casa y eligieron una nueva, para llevar su galardón.

Indiscutiblemente, los tránsfugas, de débil personalidad, traicionan con facilidad, buscando bienestar personal.  ¿Decidirán la segunda mayoría? Parecería que no la decidirán los representantes del partido a quienes el pueblo le dio su voto, confiando en su misión, sino aquellos que   lo abandonan por una mejor tajada personal.

Los tránsfugas no tienen principios firmes, suelen manipular a su favor el hambre e ignorancia del pueblo, a fin de ganar su confianza y su voto, para alcanzar importantes posiciones. Luego de lograrlo, sin ningún pudor, lo abandonan, cruzando hacia otro escenario. A esos es que se pretenden premiar dándole segunda mayoría en el CNM; la idea es enseñar al pueblo a ser desleal, traidor, aprovechado.

Comprendo que los tránsfugas tienen débil personalidad, vacíos emocionales, donde penetran con facilidad antivalores como la deslealtad ¿que se espera que hagan desde el CNM? ¿Qué sean leales al pueblo o que piensen en su bienestar personal?

 Algunos consideran que sus acciones son políticas y que todo está permitido. No es verdad.  La política es la ciencia de gobernar, es un arte que se fundamenta en valores, principios, normas, disciplina, envuelve honestidad, coraje, firmeza en la posición adoptada; la política no es para débiles y menos para oportunistas, capaces de venderse al mejor postor.

Es triste que muchos ganaran posición política esgrimiendo la bandera de un partido y conseguido el triunfo, se fueran a otro; piensan en su bienestar, no en el pueblo.  No es coincidencia que los tránsfugas, para quitarse la máscara, terminen agrupándose en el mismo espacio. Necesitamos congresistas y funcionarios honestos, que respeten el pueblo y trabajen por su desarrollo integral, elevando el nivel de vida de la población.

Urge una Ley de Partidos para evitar que los tránsfuga se lleven donde le convengan, el voto de confianza que el pueblo le dio al partido; las posiciones pertenecen al partido político donde se alcanzó; esa es  la mejor señal de respeto a la decisión del pueblo.