Piden abrir caso penal contra Vladímir Putin por pronunciar la palabra guerra

Un diputado municipal ruso pidió hoy a la Fiscalía que incoe un caso penal contra el presidente, Vladímir Putin, por pronunciar la palabra “guerra”, lo que equivaldría a difundir información falsa sobre el Ejército ruso en Ucrania. “Nuestro objetivo no es hacer girar más la rueda del conflicto militar. Al contrario, acabar esta guerra. Es a lo que aspiramos y aspiraremos”, dijo Putin el jueves durante una comparecencia de prensa en el Kremlin.

Piden abrir caso penal contra Vladímir Putin por pronunciar la palabra guerra

AGUAJERO DIGITAL

Moscú, (EFE).- Un diputado municipal ruso pidió hoy a la Fiscalía que incoe un caso penal contra el presidente, Vladímir Putin, por pronunciar la palabra “guerra”, lo que equivaldría a difundir información falsa sobre el Ejército ruso en Ucrania.

“Nuestro objetivo no es hacer girar más la rueda del conflicto militar. Al contrario, acabar esta guerra. Es a lo que aspiramos y aspiraremos”, dijo Putin el jueves durante una comparecencia de prensa en el Kremlin.

El diputado por San Petersburgo, Nikita Yuferev, se dirigió con una denuncia por escrito a la Fiscalía y al Ministerio del Interior en virtud del artículo 207.3 del código penal que castiga dicho delito con hasta diez años de cárcel.

“Por dichas palabras sobre la guerra han sido ya condenados varios miles de personas”, aseguró Yufere, citado por el portal Meduza.

Desde que se aprobaran en marzo leyes contra aquellos que difunden información falsa y desacrediten a las Fuerzas Armadas por su “operación militar especial” en Ucrania, la palabra “guerra quedó terminantemente prohibida.

No la pueden utilizar ni el presidente ni el resto de cargos públicos y tampoco la prensa local y la extranjera que tenga corresponsalías en territorio ruso.

El término aprobado por la propaganda rusa es “operación militar especial”, aunque muchos expertos consideren que, a la vista de la magnitud de la conflagración, ese término ya es obsoleto.

Los funcionarios emplean habitualmente el término “acciones militares” para referirse a los combates entre los Ejércitos ruso y ucraniano.

En septiembre pasado la Justicia abrió un protocolo contra el propio diputado local y varios de sus compañeros en el distrito Smólninskoye de la ciudad natal del presidente por llamar a la Duma o cámara de diputados a que acusara a Putin de “alta traición” por iniciar una campaña militar contra el país vecino.

El pasado 9 de diciembre la Justicia rusa condenó a ocho años y medio de cárcel al dirigente opositor Iliá Yashin por denunciar los crímenes de guerra supuestamente cometidos por el Ejército ruso en el norte de Kiev.

Putin, que prometió una victoria relámpago en Ucrania, donde el sábado se cumplirán diez meses de combates, ha defendido desde un principio que los objetivos de la campaña rusa son “nobles.

El jefe del Kremlin canceló la conferencia de prensa anual, según la prensa independiente, para no tener que responder a preguntas incómodas sobre la “guerra.