Michael Jordan: “No tengo paciencia para entrenar”

INTERNACIONAL.- No son pocos los jugadores de la NBA (incluso algunas estrellas) que una vez dejan el parqué se colocan en la banda para entrenar. Phil Jackson, Doc Rivers, Larry Bird, Tyronn Lue… Todos optaron por al menos probar durante algunos años lo que es pasar de ejecutar las jugadas a pintarlas […] Michael Jordan: “No tengo paciencia para entrenar” .

Michael Jordan: “No tengo paciencia para entrenar”
AGUAJERO DIGITAL

INTERNACIONAL.- No son pocos los jugadores de la NBA (incluso algunas estrellas) que una vez dejan el parqué se colocan en la banda para entrenar. Phil Jackson, Doc Rivers, Larry Bird, Tyronn Lue… Todos optaron por al menos probar durante algunos años lo que es pasar de ejecutar las jugadas a pintarlas en la pizarra. ¿Podría haber hecho lo mismo Michael Jordan? Él cree que no. Aunque por conocimiento del juego podría dedicarse a ello, entiende que su personalidad no es la mejor para llevar un grupo de jugadores.

“No tengo paciencia para entrenar. Mi mayor problema desde un punto de vista competitivo es el enfoque del deportista hoy día enfrentado al que yo tuve en su momento. Mi camino para perseguir el objetivo era totalmente diferente. Para mí, pedirle a alguien que se centre en el juego en la forma en la que yo lo hice sería incluso de alguna manera injusto para ese chico que tendría que soportarlo. Si no lo hiciera, a saber cómo reaccionaría emocionalmente. No creo que tenga paciencia para ello. En esencia, entrenar es algo que nunca sentí que pudiese hacer desde un punto de vista emocional, ya que soy muy diferente y tengo una percepción de las cosas distinta a la de los chicos de hoy”, comenta en una entrevista con Marvin R. Shanken.

No podemos llevarle la contraria. Para empezar él se conoce mejor que nadie, por lo que si tiene claro que su personalidad no funcionaría en un banquillo hay poco más que decir. Luego, y tras haber visto The Last Dance –consulta aquí todo sobre el documental–, cuesta poco entender a qué se refiere con poca paciencia. En algunos momentos pudimos comprobar cuán exigente era y hasta qué punto apretaba a los que le rodeaban. Llevar eso a un grupo de jugadores que acaban de llegar a la NBA y que son –como él mismo parece decir– de otra época, podría generar más conflictos que beneficios.

Según Mike Krzyzewski, uno de los técnicos estadounidenses más veteranos, la manera de entrenar en la actualidad difiere mucho de la aceptada hace décadas. En estos momentos todo se basa más en entablar una buena relación con los jugadores y hacerles entender que lo que les ordenas es lo mejor para sus carreras. ¿Podría Jordan llevar a cabo esta labor mientras mantiene la intensidad con la que vivía su carrera de jugador? Es algo que salvo sorpresa nunca descubriremos.


Michael Jordan: “No tengo paciencia para entrenar” .