Matthew Perry revela que un hospital se negó a atenderlo cuando su colon ‘explotó’

Desde hace varios días, el actor Matthew Perry ha revelado una serie de afecciones derivadas de su adicción a las drogas y al alcohol, pero eso no ha sido todo. Recientemente, la estrella de la exitosa comedia ‘Friends’ afirmó que un hospital se negó a tratarle mientras sufría un dolor agónico debido a su fama. El intérprete, de 53 años, dijo que los consejeros de una clínica de rehabilitación trataron de impedir que buscara ayuda médica cuando su colon “explotó” porque pensaron que intentaba salir para conseguir drogas.A la estrella de la televisión le dieron sólo un dos por ciento de posibilidades de sobrevivir cuando su adicción a los opioides le hizo estallar el colon y le dejó en coma durante dos semanas. Matthew explicó en su nuevo libro que gastó alrededor de 9 millones de dólares tratando de estar sobrio y que recientemente celebró 18 meses de sobriedad. Añadió que su compañera de reparto, Jennifer Aniston, se enfrentó a él por su consumo de alcohol y fue una fuente constante de apoyo.”(Aniston) fue la que más le tendió la mano. Le estoy muy agradecido por ello”. Extractos de sus memorias, ‘Friends, Lovers and the Big Terrible Thing’, se publicaron este lunes en el periódico The Times, en los que explica cómo había sufrido el peor dolor de su vida y no había podido evacuar el intestino durante 10 días. ”Algo estaba mal, muy mal. Era un dolor diferente. Como si mi cuerpo fuera a reventar. Como si mis entrañas trataran de salir a la fuerza. Este era el tipo de dolor que no se puede dejar de lado”, relató el actor.En ese momento, su asistente Erin acudió en su ayuda y se dio cuenta de que necesitaba tratamiento hospitalario, pero el personal de la casa de sobriedad le dijo: “Sólo está intentando salir para buscar drogas. Va a pedir drogas en el hospital”. Perry afirmó que los consejeros de sobriedad intentaron bloquear su salida e incluso dijo que se pusieron delante de su coche para que no pudiera salir.El actor fue entonces ingresado en el hospital, donde entró en coma, contrajo una neumonía y le explotó el colon. Tras sobrevivir a la noche contra todo pronóstico, a los seres queridos de Matthew se les dijo que debía ser trasladado a algún lugar que contara con equipos especializados para mantenerlo con vida. Pero él afirma que un hospital se negó a admitirlo porque es famoso: “Echaron un vistazo a mi historial y aparentemente dijeron: ‘Matthew Perry no se va a morir en nuestro hospital’. Gracias, chicos”.Matthew se sometió a 14 operaciones en el estómago y tuvo que utilizar una bolsa de colostomía durante nueve meses. Finalmente, su terapeuta le dijo que podría tener que usar una bolsa de colostomía durante el resto de su vida si vuelve a tomar drogas, algo que le impide recaer.

Matthew Perry revela que un hospital se negó a atenderlo  cuando su colon ‘explotó’
AGUAJERO DIGITAL

Desde hace varios días, el actor Matthew Perry ha revelado una serie de afecciones derivadas de su adicción a las drogas y al alcohol, pero eso no ha sido todo.

Recientemente, la estrella de la exitosa comedia ‘Friends’ afirmó que un hospital se negó a tratarle mientras sufría un dolor agónico debido a su fama. El intérprete, de 53 años, dijo que los consejeros de una clínica de rehabilitación trataron de impedir que buscara ayuda médica cuando su colon “explotó” porque pensaron que intentaba salir para conseguir drogas.

A la estrella de la televisión le dieron sólo un dos por ciento de posibilidades de sobrevivir cuando su adicción a los opioides le hizo estallar el colon y le dejó en coma durante dos semanas. Matthew explicó en su nuevo libro que gastó alrededor de 9 millones de dólares tratando de estar sobrio y que recientemente celebró 18 meses de sobriedad. Añadió que su compañera de reparto, Jennifer Aniston, se enfrentó a él por su consumo de alcohol y fue una fuente constante de apoyo.”(Aniston) fue la que más le tendió la mano. Le estoy muy agradecido por ello”.

Extractos de sus memorias, ‘Friends, Lovers and the Big Terrible Thing’, se publicaron este lunes en el periódico The Times, en los que explica cómo había sufrido el peor dolor de su vida y no había podido evacuar el intestino durante 10 días. ”Algo estaba mal, muy mal. Era un dolor diferente. Como si mi cuerpo fuera a reventar. Como si mis entrañas trataran de salir a la fuerza. Este era el tipo de dolor que no se puede dejar de lado”, relató el actor.

En ese momento, su asistente Erin acudió en su ayuda y se dio cuenta de que necesitaba tratamiento hospitalario, pero el personal de la casa de sobriedad le dijo: “Sólo está intentando salir para buscar drogas. Va a pedir drogas en el hospital”. Perry afirmó que los consejeros de sobriedad intentaron bloquear su salida e incluso dijo que se pusieron delante de su coche para que no pudiera salir.

El actor fue entonces ingresado en el hospital, donde entró en coma, contrajo una neumonía y le explotó el colon. Tras sobrevivir a la noche contra todo pronóstico, a los seres queridos de Matthew se les dijo que debía ser trasladado a algún lugar que contara con equipos especializados para mantenerlo con vida. Pero él afirma que un hospital se negó a admitirlo porque es famoso: “Echaron un vistazo a mi historial y aparentemente dijeron: ‘Matthew Perry no se va a morir en nuestro hospital’. Gracias, chicos”.

Matthew se sometió a 14 operaciones en el estómago y tuvo que utilizar una bolsa de colostomía durante nueve meses. Finalmente, su terapeuta le dijo que podría tener que usar una bolsa de colostomía durante el resto de su vida si vuelve a tomar drogas, algo que le impide recaer.