Los biopolímeros siguen causando estragos

Los biopolímeros son sustancias sintéticas como la silicona líquida o derivados de la parafina y aceites no aptos para las personas, que se utilizan para rellenos de ciertas áreas del cuerpo como glúteos, rostro o... Los biopolímeros siguen causando estragos .

Los biopolímeros siguen causando estragos

AGUAJERO DIGITAL

Los biopolímeros son sustancias sintéticas como la silicona líquida o derivados de la parafina y aceites no aptos para las personas, que se utilizan para rellenos de ciertas áreas del cuerpo como glúteos, rostro o piernas con el objetivo de rejuvenecer o embellecer, transformando en muchas ocasiones la obsesión por la belleza en una auténtica pesadilla.

Hace mucho tiempo que se viene hablando del daño que están haciendo los biopolímeros,  usados en procedimientos estéticos.

Algunos desaprensivos sabiendo que esto puede causar incluso hasta la muerte, han engañado a mujeres  vendiéndole la idea de aumento de glúteos,  entre otras partes del cuerpo, e inyectándole esta sustancia haciéndole creer que es otra, pero también hay personas que han optado por el biopolímero para el embellecimiento por no contar con la información correcta.

Hasta figuras de los medios de comunicación han visto su vida en riesgo por causa de los biopolímeros, la presentadora Dafne Guzmán es uno de los testimonios que levantan la voz para alertar de este problema que se ha convertido en una preocupación para la Sociedad de Cirujanos Plásticos.

Caso Nancy Medrano

La presentadora Nancy Medrano es otra de las figuras del medio que comprometió su salud por uso de biopolímeros.

“Sufrí inmovilidad de mi pierna izquierda, no tenía circulación, no podía estar mucho sentada, no podía estar parada, fue terrible, terrible”, Narró Medrano.

Al mismo tiempo aseguró: “es un veneno mortal, que solamente el que lo vive, lo sabe”.

Al narrar su historia Nancy Medrano contó: “En mi caso en 6 meses comienzo a tener dificultades, cuando me siento me duele un poquito, y a partir de un año comienza a cambiar el color de la piel de mis pompis, voy a donde la doctora y le pregunto ¿qué pasa? mira como tengo las pompis, y me comienza a poner tratamientos de oxigenación para la piel porque se está poniendo oscura”.

Medrano aseguró que: “al principio creíamos que era un producto común y corriente que aumentaba tus glúteos, los ponía más bonitos y podía tener una mejor forma”.

Expresó que tuvo que durar 4 años porque no encontraba un doctor que pudiera extraer el producto de su cuerpo.

En el 2012 Nancy Medrano junto a un grupo de amigas de los medios de comunicación, fue seducida por el efecto de aumento o relleno en algunas zonas del cuerpo, luego de inyectarse biopolímeros.

Tras su experiencia, la presentadora hizo un llamado a las mujeres para que sean conscientes en cuanto al tema de los biopolímeros.

“Tengan conciencia, este es un producto que hace daño, este es un producto que mata personas, muchas han muerto, otras hemos tenido la gracia de Dios que hemos salido airosas de esto, pero hay muchas del medio artístico, del medio empresarial, muchas jóvenes que me han escrito llorando”.

Nancy Medrano expresó que conoce el caso de una señora que le van a amputar sus piernas a causa de esta sustancia.

“Tengo el caso de una señora que la tengo colgando del alma, porque le van a tener que amputar sus piernas, porque le inyectaron esto, ha venido luchando, pero lamentablemente así va a tener que ser”.

Otro caso similar, es el de PaolaDoll, quien es influencer en el área de la belleza, se puso biopolímeros cuando tenía 18 años, creyendo fielmente que lograría los glúteos anhelados.

“Mi vida no es una vida normal desde que me lo puse ha cambiado totalmente de una forma increíble, no estoy bien…nada ha sido igual, no tengo fuerza en las piernas… mis piernas ni siquiera las siento”, relató la chica víctima de biopolímeros.

Igual le paso a una joven que contó su historia pero prefiere resguardar su identidad, dijo que sufría dolores frecuentes.

“Yo me los inyecte en el 2018, no sabía nada de biopolímeros, la chica que me los inyecto me dijo eso no es nada eso es agua salina y al yo verlo tan fácil, tan barato, pues yo no investigue, yo estaba muy joven, solo yo acudí de una vez y me lo inyecte”.

Los biopolímeros resultan atractivos para algunas personas, no sólo por la idea de los beneficios que se ofrecen con estas sustancias, sino también por los costos asequibles que se les ofrece a los pacientes.

De su lado, Paola Doll contó: “Me costó alrededor de 40 mil pesos dos potes primero, la postura, primeramente fui a comprar el producto y negociamos esa persona, y me deje cegar porque me dijo una cosa que en verdad no era”.

La joven aseguró que inyectarse esto oscila entre los 25 mil a 50 mil pesos, “estamos hablando que pagan mil dólares en República Dominicana para inyectarse esto, pero para quitárselo hay que buscar 7 mil dólares (396,550 pesos) y si no los buscas tu salud cuelga de un hilito”.

Las personas que pasan por este proceso de años, tras la recuperación de su salud por el uso de biopolímeros, no sólo sufren el deterioro físico y en muchos casos el tener que someterse a varias cirugías para extraer el material, sino a los miedos de perder su vida… a la lucha por recuperar la confianza propia.

“Ay Dios prometí no llorar, pero tu autoestima baja muchísimo, he perdido parejas por esto, ven un físico muy bonito, pero realmente cuando te vez en el espejo te vez horrible en mi caso, pero ya no me veo así, porque tus pompis buscando una mejoría, se ven totalmente deformadas, cuando dices wao pero yo estaba bien, pero ya no valen los porqués, ni porque lo hice, lo que vale es buscar la solución”, manifestó Paola Doll.

Caso Dafne Guzmán

Hay muchas mujeres que se han puesto biopolímeros sin saberlo, recientemente algunos medios de comunicación publicaron el caso de la reconocida presentadora Dafne Guzmán, quien optó por el método estético de relleno de glúteos creyendo que le inyectarían su propia grasa y usaron biopolímeros, lo que le ha comprometido su salud por un largo tiempo.

La mayoría de las personas afectadas con los biopolímeros recorren un largo camino en busca de su salud, pues encontrar médicos  que quieran asumir su caso o que manejen el cuidado que se debe tener para retirar los biopolímeros de los tejidos donde se incrusta, es difícil.

Por su lado, el presidente de la Sociedad de Cirujanos Plásticos, doctor Rubén Carrasco afirmó que: “Estos materiales son peligrosos, inclusive hasta criminales”.

Sobre biopolímeros

Los mal llamados biopolímeros, pues no tienen nada de relación con materiales biológicos procedentes de seres vivos, sino que son sustancias químicas de un alto peso molecular que se han utilizado como material  para relleno de distintas partes del cuerpo humano.

Son usados de manera clandestina en la industria de la belleza, pues no están recomendados para ser inyectados en procedimientos estéticos,  por cuatro daños importantes a la salud, que han sido identificados.

Además, el doctor Carrasco aseguró que ese material produce infecciones y puede trasladarse del área colocada a otros tejidos del cuerpo.

“Son proinflamatorios, generan una respuesta inmune en la persona donde se inyectan y el riesgo de infección del material y los materiales que se inyectan,  pueden migrar del área donde se inyectan a otros tejidos”.

El experto en tema de salud, indicó que son muchos los pacientes que sufren los daños causados por este mal.

“Estos daños se han manifestado en cientos de pacientes que llegan a las consultas buscando auxilio, luego que empiezan a sentir los síntomas que suelen ser la alerta de que algo no anda bien”, señaló el doctor.

El especialista expresó que el tiempo puede ser decisivo entre la vida y la muerte de una persona, pues el biopolímero puede migrar a órganos nobles como el corazón o el cerebro, además que compromete la salud de otros órganos, inclusive la correcta circulación de la sangre.

El cirujano confirmó que hay pacientes que le han tenido que cercenar diferentes áreas del cuerpo por causa de este mal.

“Hay pacientes, personas que han terminado en amputación de áreas de glúteos, amputación de muslo, de piernas, con secuelas de complicaciones a la reacción contra estos materiales”.

Pese a todo, a Nancy Medrano lograron extraerles en una cirugía que le realizaron este año, un 80 por ciento del biopolímero depositado en sus glúteos, mientras que PaolaDoll no ha podido someterse a este procedimiento hasta que no logre mejorar su circulación, ya que someterse a cirugía puede ser riesgoso, en tanto que, vive con el dolor y las secuelas.

Otras mujeres no tendrán la oportunidad de retirarse el producto del área afectada, sino renuncian a su propio cuerpo.

Según la Sociedad de Cirujanos Plásticos, quienes inyectan los biopolímeros, generalmente no son médicos, sino que esto se hace por  intrusitas y hasta personas sin ninguna preparación médica y de manera clandestina,  pues en el área  estética para rellenos se sugiere la propia grasa del paciente y unos pocos  productos recomendados.

“Si el producto no dice ácido hialurónico, que es uno de los productos que está permitido como material de relleno sobre todo a nivel facial, sino dice colágeno, sino dice hidroxiapatita de calcio, que son materiales recomendados, puede pedir la caja del producto  si no ve esto, puede estar alerta que si esto está en frasquito que no está rotulado y esta transparente como el silicón líquido, hay problema con eso”, informó la entidad.

Consejos al momento de realizar una cirugía estética

Así como Nancy Medrano ha decidió levantar la voz y dar la cara ante este grave problema al que se exponen muchas personas, la Sociedad de Cirujanos Plásticos, también ofrecen los consejos que deben tomar en cuenta aquellas personas que decidan optar por un procedimiento estético seguro.

“Lo primero es verificar las calidades del profesional del cirujano o de la cirujana, y en algunos casos de otros especialistas que hacen otros procedimientos de rellenos faciales, buscarlos porque hay dermatólogos, que están autorizados a hacer rellenos faciales…verificar que esos cirujanos sean miembros de la Sociedad de Cirugía Plástica, verificar que este en la lista de los miembros”, advirtió la entidad.

Hay que hacer conciencia sobre este tema del uso de biopolímeros, pero también las autoridades de Salud Pública deben interesarse en estudiar este fenómeno y buscar las vías para detenerlo, ya que compromete la vida de las personas a niveles críticos y debe ser considerado un acto criminal.


Los biopolímeros siguen causando estragos .