El partido del cambio o PRM quiere desmentir constantemente que es un partido gobernado por popis y oligarcas que solo le importa los de arriba, lamentablemente demuestran lo contrario cada día, el irrespeto a las bases del PRM no ha tenido fin, desde usarlos y luego no darles empleo hasta querer callar su voz para que elijan a las autoridades qué los van a representar dentro de esa organización política.

Las mentiras del cambio #1 le apagaron el jacho a las bases

AGUAJERO DIGITAL

El partido del cambio o PRM quiere desmentir constantemente que es un partido gobernado por popis y oligarcas que solo le importa los de arriba, lamentablemente demuestran lo contrario cada día,  el irrespeto a las bases del PRM no ha tenido fin, desde usarlos y luego no darles empleo hasta querer callar su voz para que elijan a las autoridades qué los van a representar dentro de esa organización política.

Se llenaban la boca todos los días hablando del voto secreto y universal para elegir las autoridades, ya que es el único método que representa la democracia dentro de cualquier proceso electoral, pero el país y sobre todo las base perremeista está sorprendida porque ha llegado la noticia a los medios de comunicación de que la próxima elección de las autoridades será por convención de delegados, dando una puñalada a esa base trabajadora qué estuvo al pie del cañón para qué hoy esa cúpula insensible qué está en el poder fuera gobierno.

La dirección ejecutiva del partido tomó está decisión y la estocada final podría darsela el comité nacional del partido si ratifica este método el viernes 18 de marzo, entre los oligarcas del partido  y la sociedad civil llevaron a las bases con mentiras y fantasías para trabajar por ellos y ahora los dejan sin empleos y sin voz.

¿Si el candidato a presidente de la República fue elegido por voto secreto y universal y las actuales autoridades partidarias también, cual es el miedo ahora de tomar este mismo método democratico para elegir las nuevas autoridades ? Lamentablemente las mentiras y fantasías no duran para siempre, la cúpula tiene hambre por ocupar todo y miedo de perder su lugar en el partido al igual qué van a perder las elecciones del 2024.