Las hijas de Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo bailan al ritmo de Bad Bunny

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo afrontan una temporada más en la ciudad de Mánchester, muy a pesar del delantero luso, quien ha tratado sin éxito de abandonar el Manchester United para volver a recalar en un equipo italiano o español.Parece que la modelo estaba encantada ante la posibilidad de que su chico jugara en el Atlético de Madrid y ella, por tanto, residiera una vez más en la capital de España, pero finalmente no se formalizó oferta alguna por el ariete.Una vez cerrado ese culebrón futbolístico, la estrella televisiva necesita pasar página y exhibir en sus redes sociales su optimismo habitual.Su familia, por supuesto, es el mejor apoyo con el que cuenta Georgina para lidiar con sus momentos más difíciles, y los cinco hijos que cría con el futbolista portugués son más que capaces de levantarle el ánimo, como ha vuelto a demostrar en su cuenta de Instagram.La celebridad ha presumido de nuevo del carácter adorable de sus retoños, en esta ocasión de las pequeñas Eva y Alana Martina.Las dos niñas aparecen bailando animadamente al ritmo de ‘Tití me preguntó’, el enésimo éxito de Bad Bunny, mientras su madre las mira embelesadas: algo que podría hacer de manera ininterrumpida todos y cada uno de los días del año.“Admirando cada cosa que hacen mis reinas. Me podría pegar 24/7/365 captando nuestros momentos, cada uno más mágico”, ha escrito orgullosa la polifacética artista: maniquí, influencer, diseñadora ocasional y, desde hace unos meses, protagonista de la docuserie de Netflix ‘Soy Georgina’.

Las hijas de Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo bailan al ritmo de Bad Bunny
AGUAJERO DIGITAL

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo afrontan una temporada más en la ciudad de Mánchester, muy a pesar del delantero luso, quien ha tratado sin éxito de abandonar el Manchester United para volver a recalar en un equipo italiano o español.

Parece que la modelo estaba encantada ante la posibilidad de que su chico jugara en el Atlético de Madrid y ella, por tanto, residiera una vez más en la capital de España, pero finalmente no se formalizó oferta alguna por el ariete.

Una vez cerrado ese culebrón futbolístico, la estrella televisiva necesita pasar página y exhibir en sus redes sociales su optimismo habitual.

Su familia, por supuesto, es el mejor apoyo con el que cuenta Georgina para lidiar con sus momentos más difíciles, y los cinco hijos que cría con el futbolista portugués son más que capaces de levantarle el ánimo, como ha vuelto a demostrar en su cuenta de Instagram.

La celebridad ha presumido de nuevo del carácter adorable de sus retoños, en esta ocasión de las pequeñas Eva y Alana Martina.

Las dos niñas aparecen bailando animadamente al ritmo de ‘Tití me preguntó’, el enésimo éxito de Bad Bunny, mientras su madre las mira embelesadas: algo que podría hacer de manera ininterrumpida todos y cada uno de los días del año.

“Admirando cada cosa que hacen mis reinas. Me podría pegar 24/7/365 captando nuestros momentos, cada uno más mágico”, ha escrito orgullosa la polifacética artista: maniquí, influencer, diseñadora ocasional y, desde hace unos meses, protagonista de la docuserie de Netflix Soy Georgina’.