Las hermanas dominicanas que hace 70 años fueron invitadas a apoyar al alcalde de Nueva York

Hace 70 años, el talento musical de un trío de hermanas dominicanas fue aprovechado por el alcalde de la ciudad de Nueva York para buscar su reelección. Se trató de las Hermanas Malagón o the Malagon Sisters, a quienes el alcalde neoyorquino William O'Dwyer invitó a unírsele, el 2 de noviembre de 1949, para obtener el apoyo de los votantes latinoamericanos, particularmente de la creciente población puertorriqueña, en su intento por conseguir la reelección. En la ciudad de Nueva York, estas hermanas tuvieron presentaciones en importantes escenarios, por ejemplo en el Chateau Madrid, un lugar conocido en Manhattan que presumía de celebridades de todas las regiones de América Latina y el Caribe. En 1956 lo hicieron en el Teatro Apollo en Harlem, junto a Mae Barnes; al año siguiente debutaron en el Show de Ed Sullivan, un programa de televisión estadounidense muy popular y de buena reputación, con invitados como The Beatles, Elvis Presley, The Rolling Stones y The Supremes. Las Hermanas Malagón son recordadas en el proyecto A History of Dominican Music in the United States, del Instituto de Estudios Dominicanos de CUNY en el City College de Nueva York. En este se destaca que las Hermanas Malagón fueron un exitoso trío dominicano de mujeres que surgió públicamente en 1949. Lograron ser de las primeras en cruzar con éxito la escena musical estadounidense, contribuyendo a la exposición del merengue, el cha-cha-chá y otros géneros latinoamericanos. “Las canciones interpretadas por las Hermanas Malagón representaron la creciente popularidad de la música afrocubana durante esta década en la historia de los Estados Unidos. En el Show de Ed Sullivan, interpretaron ‘El Cumbanchero’, escrito por el puertorriqueño Rafael Hernández Marín, y ‘Babalú’ de la compositora cubana Margarita Lecuona”, se indica en el proyecto histórico. Agrega que la canción de Lecuona en particular se convirtió en una referencia cultural popular para los Estados Unidos, exponiendo aún más al público estadounidense a la música latinoamericana. Las hermanas Malagón llegaron a los Estados Unidos con su familia en 1940. Su padre, Agustín Malagón, era un exdiplomático dominicano y fue embajador en Haití y Venezuela. Su madre, Carmen Pierre-Louise Malagón, era hija de un diplomático haitiano en Venezuela. Las hermanas Malagón eran cuatro, nacidas en la República Dominicana y Haití: Carmen Amelia Malagón (1922-1991), Haydeé Malagón (1926-1963), Gladys Elisa Malagón (1929-) y Virginia Malagón (1939-). Esta última se unió al trío años después. En el proyecto A History of Dominican Music in the United States se recuerda que La Rumba en 854 Amsterdam Avenue en Manhattan, un conocido restaurante que sirvió como un espacio de actuación para la comunidad artística latinoamericana, dio a las Hermanas su primer gran salto en el negocio de la música. “Sus talentos y creatividad musical fueron notados por otros músicos e intérpretes que a menudo invitaban a las Hermanas a unirse a ellas en sus presentaciones en La Rumba”, se indica. En abril de 1950, las Hermanas participaron en el gran festival El Diario de Nueva York, actuando junto a artistas latinoamericanos del calibre de Diosa Costello de Puerto Rico, Alberto Socarrás de Cuba y el dominicano Rafael Petitón Guzmán. Las Hermanas Malagón también consolidaron su fama fuera de los Estados Unidos. Interpretaron "Óyeme Mamá" en El vividor, una película mexicana estrenada en México el 11 de julio de 1956. Con el paso de los años el trío cambió su integración con la emigración de una de las hermanas a Puerto Rico y luego por la muerte de una de ellas. A mediados de la década de 1960, las Hermanas Malagón continuaron actuando en distintos escenarios mundiales, como el Palladium en Londres, el Olympia en París, el Casino Monte Carlo en Mónaco y el Barrio Latino en Nueva York, junto a artistas de renombre como Harry Belafonte y Xavier Cugat.

Las hermanas dominicanas que hace 70 años fueron invitadas a apoyar al alcalde de Nueva York

Hace 70 años, el talento musical de un trío de hermanas dominicanas fue aprovechado por el alcalde de la ciudad de Nueva York para buscar su reelección.

Se trató de las Hermanas Malagón o the Malagon Sisters, a quienes el alcalde neoyorquino William O'Dwyer invitó a unírsele, el 2 de noviembre de 1949, para obtener el apoyo de los votantes latinoamericanos, particularmente de la creciente población puertorriqueña, en su intento por conseguir la reelección.

En la ciudad de Nueva York, estas hermanas tuvieron presentaciones en importantes escenarios, por ejemplo en el Chateau Madrid, un lugar conocido en Manhattan que presumía de celebridades de todas las regiones de América Latina y el Caribe.

En 1956 lo hicieron en el Teatro Apollo en Harlem, junto a Mae Barnes; al año siguiente debutaron en el Show de Ed Sullivan, un programa de televisión estadounidense muy popular y de buena reputación, con invitados como The Beatles, Elvis Presley, The Rolling Stones y The Supremes.

Las Hermanas Malagón son recordadas en el proyecto A History of Dominican Music in the United States, del Instituto de Estudios Dominicanos de CUNY en el City College de Nueva York.

En este se destaca que las Hermanas Malagón fueron un exitoso trío dominicano de mujeres que surgió públicamente en 1949. Lograron ser de las primeras en cruzar con éxito la escena musical estadounidense, contribuyendo a la exposición del merengue, el cha-cha-chá y otros géneros latinoamericanos.

“Las canciones interpretadas por las Hermanas Malagón representaron la creciente popularidad de la música afrocubana durante esta década en la historia de los Estados Unidos. En el Show de Ed Sullivan, interpretaron ‘El Cumbanchero’, escrito por el puertorriqueño Rafael Hernández Marín, y ‘Babalú’ de la compositora cubana Margarita Lecuona”, se indica en el proyecto histórico.

Agrega que la canción de Lecuona en particular se convirtió en una referencia cultural popular para los Estados Unidos, exponiendo aún más al público estadounidense a la música latinoamericana.

Las hermanas Malagón llegaron a los Estados Unidos con su familia en 1940. Su padre, Agustín Malagón, era un exdiplomático dominicano y fue embajador en Haití y Venezuela. Su madre, Carmen Pierre-Louise Malagón, era hija de un diplomático haitiano en Venezuela.

Las hermanas Malagón eran cuatro, nacidas en la República Dominicana y Haití: Carmen Amelia Malagón (1922-1991), Haydeé Malagón (1926-1963), Gladys Elisa Malagón (1929-) y Virginia Malagón (1939-). Esta última se unió al trío años después.

En el proyecto A History of Dominican Music in the United States se recuerda que La Rumba en 854 Amsterdam Avenue en Manhattan, un conocido restaurante que sirvió como un espacio de actuación para la comunidad artística latinoamericana, dio a las Hermanas su primer gran salto en el negocio de la música.

“Sus talentos y creatividad musical fueron notados por otros músicos e intérpretes que a menudo invitaban a las Hermanas a unirse a ellas en sus presentaciones en La Rumba”, se indica.

En abril de 1950, las Hermanas participaron en el gran festival El Diario de Nueva York, actuando junto a artistas latinoamericanos del calibre de Diosa Costello de Puerto Rico, Alberto Socarrás de Cuba y el dominicano Rafael Petitón Guzmán.

Las Hermanas Malagón también consolidaron su fama fuera de los Estados Unidos. Interpretaron "Óyeme Mamá" en El vividor, una película mexicana estrenada en México el 11 de julio de 1956.

Con el paso de los años el trío cambió su integración con la emigración de una de las hermanas a Puerto Rico y luego por la muerte de una de ellas.

A mediados de la década de 1960, las Hermanas Malagón continuaron actuando en distintos escenarios mundiales, como el Palladium en Londres, el Olympia en París, el Casino Monte Carlo en Mónaco y el Barrio Latino en Nueva York, junto a artistas de renombre como Harry Belafonte y Xavier Cugat.