Hay quienes ya no creen nada de lo que promete el gobierno, y califican a la austeridad anunciada como una estrategia política más que una realidad. ¡Falso!. Sí habrá racionamiento obligado por la baja de ingresos en el Presupuesto del gobierno para 2021, aunque se seguirá gastando con préstamos internos y externos y venta de bonos soberanos realizadas por pandemia. Habrá más gastos con afectación presupuestaria y más control en impuestos a cobrar en 2021.

La Propuesta de modificación al Presupuesto 2021

AGUAJERO DIGITAL

Hay quienes ya no creen nada de lo que promete el gobierno, y califican a la austeridad anunciada como una estrategia política más que una realidad.

¡Falso!. Sí habrá racionamiento obligado por la baja de ingresos en el Presupuesto del gobierno para 2021, aunque se seguirá gastando con préstamos internos y externos y venta de bonos soberanos realizadas por pandemia. Habrá más gastos con afectación presupuestaria y más control en impuestos a cobrar en 2021.

Pero, ¿qué queremos en Quisqueya?. Qué medidas tomadas por el actual gobierno para mitigar inflación y escases, den resultados. Prometo darles seguimiento a éstas.

Recién se envió a Congreso petición a incremento de los ingresos fiscales por RD$20,051.6 millones, respecto a lo proyectado originalmente en el Presupuesto y también un incremento en el gasto de RD$85,211.5 millones.

En resumen: 85 menos 20 trae un déficit mayor de 65 mil millones. ¿Iremos por eso al FMI? No, creo.

Tenemos a Héctor Valdez, macroeconómicamente lo resuelve todo y agentes económicos lo oyen.

Por otro lado, ese aumento de 20 mil millones más, de ingresos afectará a las recaudadoras, ¿Definirán en dónde buscaran más recaudaciones con esta pandemia?

Mire. Una de las situaciones que más agrava una enfermedad es posponer su tratamiento. No es lo mismo ir al dentista cuando nos empieza un dolor en la boca, que meses después. Lo mismo pasa con la austeridad, que debía haber empezado hace dos años y la intentan implementar tardíamente, lo que hace necesarias acciones más profundas.

El anuncio de un presupuesto cero, que implicaba cuestionar todos los gastos del Estado y someterlos a un análisis de costo-beneficio, no pasó de ser un anuncio, pues en 2021 elevarán sus costos los ayuntamientos, los senadores y los diputados, cuyos gastos tienen poco beneficio social.

¿Qué gastos van a recortarse?, ¿cuáles áreas recibirán menor presupuesto?, ¿dónde no se repondrán vacantes?, son preguntas que corresponden a la parte instrumental del ajuste, pero este último es primero y, ante todo, es un problema político.

En esta (Era de la Información), todo lo que un candidato dice queda registrado para la posteridad, por lo cual se necesitan más políticos dueños de sus silencios, que esclavos de sus palabras.

Al contrario de lo que expresan las visiones sospechosas de políticos que todo lo ven con suspicacia y desdén, me parece que, según programa de gobierno del Cambio, se estudia incorporar un "Pacto integral fiscal por el Covid19" y es una excelente idea del economista Jochi Vicente.

Creo que las medidas tomadas nos suministran una base de discusión impresionante para que entre todos avancemos hacia el país que queremos.

Que sea introducido el Pacto Fiscal por el presidente Abinader y consensuado con los presidentes de los tres principales partidos políticos nacionales nos permite ser optimistas respecto de su viabilidad.

Juntos, esos tres partidos y el poder ejecutivo podrán impulsar con éxito las reformas constitucionales, legales e institucionales que se proponen en Pacto, ya que tendrían el número de votos necesarios para hacerlo a través del Congreso y la administración pública sin malestares.

MEDIDAS Que Vienen:

Las exenciones fiscales se cuantifican en 203 mil millones de pesos,  y sangran recaudaciones, muchas corresponden a ITBIS sobre alimentos semi procesados, servicios de salud, educación, uso del servicio de los salones de belleza para el cuidado personal, y las compras por internet menores de 200 dólares, entre otros,  que se incorporan a base itebis, más los productos agrícolas que seguirán exentos. Se revisará todo, creo yo. Bajar itebis, muy poco, aumentar # de contribuyentes y cobrar sin dar prórrogas, eso viene.

Se fortalecerá el cobro del impuesto predial y solares baldíos por parte de las autoridades competentes, asimismo se revisará la Ley de Coordinación Fiscal para construir una relación mejor con instituciones públicas q deben al fisco, eso viene.

Por último cada sector interesado en defender su exenciones como porción del gasto tributario tratará de demostrar que los frutos exceden por mucho a los costos, que sin ese incentivo no podrían competir, que emplean personas o compran cosas que pagan impuestos, que aportan dólares al sistema, o que operan en áreas deprimidas.

Eso debemos revisarlo, por que Depreciación-inflación es muy fuerte en las economías emergentes, debido a que estructuralmente tienen un alto contenido de importaciones dentro del producto y una baja elasticidad precio de la demanda de importaciones.