Japón relajará restricciones de pandemia al turismo desde próximo mes

Las estrictas restricciones fronterizas de Japón se relajarán el próximo mes, anunció el jueves el primer ministro, lo que permitirá a los turistas ingresar fácilmente por primera vez desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. En una conferencia de prensa al pie del Central Park en Nueva York, el primer ministro Fumio Kishida dijo que los turistas serán nuevamente bienvenidos a partir del 11 de octubre.

Japón relajará restricciones de pandemia al turismo desde próximo mes

AGUAJERO DIGITAL

Las estrictas restricciones fronterizas de Japón se relajarán el próximo mes, anunció el jueves el primer ministro, lo que permitirá a los turistas ingresar fácilmente por primera vez desde el comienzo de la pandemia de coronavirus.

En una conferencia de prensa al pie del Central Park en Nueva York, el primer ministro Fumio Kishida dijo que los turistas serán nuevamente bienvenidos a partir del 11 de octubre.

Además, se eliminará por completo un límite en la cantidad de turistas a los que se les otorga la entrada, que se ha incrementado gradualmente este año. Y también se rescindirán los requisitos de visa que se impusieron en respuesta a la pandemia.

Las duras restricciones de Japón debido al COVID-19 hicieron que la cantidad de visitantes cayera en picada, afectando su sector turístico. Aunque los turistas extranjeros fueron bienvenidos en junio después de una pausa de más de dos años, la reapertura ha sido confusa para muchos.

Kishida dijo que se lanzará una campaña para impulsar el turismo ofreciendo descuentos. “Esperamos que muchos ciudadanos aprovechen”, dijo mientras finalizaba un viaje a Nueva York.

Muchos países eliminaron sus restricciones por el COVID-19 hace mucho tiempo. Algunos turistas han trasladado sus vacaciones a naciones de Asia como Corea del Sur y Tailandia, que tienen reglas más flexibles.

Kishida habló al margen de la Asamblea General de la ONU. En otros comentarios, pidió una reforma del Consejo de Seguridad. También dijo que Japón “tomaría con valentía las medidas necesarias” para combatir la fluctuación excesiva del yen, que ha caído a su nivel más bajo frente al dólar estadounidense en más de dos décadas.