Hombre que mató a su madre y a su sobrina es condenado a cadena perpetua

Derrick Lashun Hobbs, de 59 años, ha sido sentenciado a cadena perpetua después de haber aceptado que en 2020 mató a puñaladas con unas tijeras a su madre y después prendió fuego a un auto donde se encontraba su progenitora, así como sus dos sobrinos. De acuerdo con The Atlanta Journal- Constitution del auto sólo logró salir uno de los infantes, pero Layla, de 4 años, no pudo salir del auto ya que se encontraba sujetada al asiento trasero y murió por inhalación de humo.

Hombre que mató a su madre y a su sobrina es condenado a cadena perpetua

AGUAJERO DIGITAL

Derrick Lashun Hobbs, de 59 años, ha sido sentenciado a cadena perpetua después de haber aceptado que en 2020 mató a puñaladas con unas tijeras a su madre y después prendió fuego a un auto donde se encontraba su progenitora, así como sus dos sobrinos.

De acuerdo con The Atlanta Journal- Constitution del auto sólo logró salir uno de los infantes, pero Layla, de 4 años, no pudo salir del auto ya que se encontraba sujetada al asiento trasero y murió por inhalación de humo.

En principio las autoridades lo declararon culpable de homicidio grave, homicidio con malicia y agresión agravada.

A inicios de este mes Derrick Lashun Hobbs se declaró culpable ante el condado de Douglas y ha sido esta semana que ingresó a la Prisión Estatal de Clasificación y Diagnóstico de Georgia en Jackson, según ha informado el departamento de Correcciones del estado.

De acuerdo con Patch.com en su momento la fiscal de distrito del condado de Douglas, Dalia Racine, tildó de horrible el momento por el que travesó la familia: “Los hechos de este caso son horribles y el trauma que tuvo que soportar la familia es inimaginable. Solo podemos esperar que esta resolución pueda trae hasta el más mínimo sentido de esperanza ante la idea de que se ha hecho justicia”.

La familia de Layla por su parte abrió una página de GoFundMe en la que pidieron ayuda para pagar los gastos funerarios y expresaron el dolor que tenían por la muerte de la pequeña por parte de su tío.

“Layla tenía 4 años y fue asesinada trágicamente por su tío, estaba atrapada en un asiento de seguridad con su hermano de 5 años en un vehículo que fue incendiado por su tío. Su hermano pudo escapar, pero Layla no lo logró y falleció en el accidente. Todas las ganancias se destinarán a la familia y los arreglos del funeral. Esta hermosa alma nunca será olvidada”, se puede leer aún en la página GoFundMe.