Guía definitiva de marketing digital: cómo vender más, a más gente y a mejores precios

Los empresarios saben que, en muchos sectores, las grandes decisiones de compra se deciden en Internet. Y saben, también, que es un medio que deben emplear para publicitar sus marcas, productos y servicios. Ahora, las organizaciones pueden generar contenidos y crear espacios de relación con las personas para que estas puedan entrar en contacto con sus marcas cuando ellas deseen y no al revés. Lo que sucede es que, en Internet, continuamente surgen nuevos entornos de comunicación con grandes y diferentes posibilidades de promocionar y difundir los mensajes. 

Guía definitiva de marketing digital: cómo vender más, a más gente y a mejores precios

AGUAJERO DIGITAL

Los empresarios saben que, en muchos sectores, las grandes decisiones de compra se deciden en Internet. Y saben, también, que es un medio que deben emplear para publicitar sus marcas, productos y servicios.

Ahora, las organizaciones pueden generar contenidos y crear espacios de relación con las personas para que estas puedan entrar en contacto con sus marcas cuando ellas deseen y no al revés. Lo que sucede es que, en Internet, continuamente surgen nuevos entornos de comunicación con grandes y diferentes posibilidades de promocionar y difundir los mensajes. 

En algunos casos, son formas de comunicar muy novedosas y existe cierto temor (y desconocimiento) por parte de las organizaciones y sus directivos. 

Hoy más que nunca, tenemos que estar preparados para trabajos que aún no existen, con herramientas que no se han desarrollado para resolver problemas que aún no están planteados. ¡Tal es el desafío!

La Web 2.0 abre un amplio abanico de posibilidades a las empresas, y no solo relacionadas con la comunicación externa.

Pero, si consideramos que Internet es un medio fundamental de conversación donde no debemos hablarles a nuestros clientes, sino dialogar con ellos, ¿cuáles son los pasos que se deben seguir para llevar la cultura 2.0 a una compañía en todos sus niveles?

El siguiente resumen es la clave para entender el proceso del marketing digital:

1.- Como primera medida, debemos fortalecer el posicionamiento de marca en Internet. Debe ir de la mano del posicionamiento de marca desarrollado offline. Es decir, lo mismo que decimos offline lo debemos decir en el mundo online¡Odio el doble discurso! De lo contrario no sirve, no seríamos consistentes y perderíamos credibilidad ante nuestro consumidor.

2- A partir de allí, debemos lograr mayor visibilidad en la Web. Recordemos que Google todo lo ve y todo lo sabe, que es el mejor amigo del hombre. Con lo cual, a través de nuestras acciones de SEO (search engine optimization) posicionamiento orgánico y SEM (search engine marketing) posicionamiento pago (anuncios), debemos lograr ingresar en los diez primeros resultados que arroja Google ante una búsqueda determinada y asociada a lo que vendemos.

Tenemos que estar en la "mejor esquina" de la ciudad: Corrientes y 9 de Julio. La buena noticia es que, gracias a las herramientas digitales, tenemos la posibilidad de lograrlo. Estamos frente a los albores de la revolución horizontal.

3.- Incrementar las visitas al sitio web: pero de nada sirve estar ubicado en Corrientes y 9 de Julio si nadie ingresa a nuestro local. Lo mismo ocurre en Internet, de nada sirve estar en los primeros diez resultados que arroja Google si nadie ingresa a nuestra página web.

Con lo cual el tercer paso, una vez que logramos tener presencia en la Web, es que nuestros consumidores y clientes potenciales hagan clic en nuestra página web y se incrementen las visitas a nuestro sitio. Gracias a herramientas como el e-mail marketing, las redes sociales, el mismo marketing de resultados, SEO/SEM, podemos lograr lograr que nuestros clientes potenciales ingresen a nuestro local.

4.- Transformar las visitas en ventas o registros. Una vez más, así como de nada sirve que las personas ingresen a nuestro local comercial, a nuestro restaurante, por citar un ejemplo, para pedirnos "solo ir al baño" o "un vaso de agua" y luego se retiren, de nada sirve que ingresen a nuestra página web y no hagan lo que nosotros queremos que hagan.

Es decir, llenar un formulario, visitar determinada página de destino con la oferta de cierto producto o bien comprar a través del carrito de compras. Debemos lograr que quien ingrese a nuestra página web, haga lo que queremos que haga.

De la misma manera que en un local comercial existen técnicas para retener al cliente que ingresa, muchas veces gracias a la gestión de un buen vendedor que lo recepciona, desde una perspectiva digital, también podemos optimizar esas visitas a través de técnicas para optimizar la usabilidad de nuestra página web.

En síntesis, debemos fortalecer el branding de nuestra empresa en la Web de la mano del posicionamiento construido en el mundo offline; luego, obtener mayor visibilidad en Internet para aumentar las probabilidades de que más gente ingrese a nuestra página y que haga lo que nosotros queremos que haga, para disminuir la tasa de rebote. Nuestro peor enemigo.

Fundamentalmente, necesitamos una estrategia de marketing digital.