Estados Unidos: vicepresidenta Harris pide al Congreso aprobar control de armas

Biden, que asumió el poder en enero, se comprometió durante su campaña presidencial a tomar medidas para garantizar la seguridad en el uso de armas, pero ha dedicado los dos primeros meses de su mandato a la crisis del coronavirus y a sacar adelante un paquete de estímulos fiscales.

Estados Unidos: vicepresidenta Harris pide al Congreso aprobar control de armas
AGUAJERO DIGITAL

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo el miércoles que el Congreso debería aprobar una ley de control para obtener un impacto duradero sobre el problema que cuesta tantas vidas cada año.

En una entrevista en el programa"CBS This Morning" de CBS News, Harris dijo que el presidente Joe Biden no ha descartado emitir un decreto para frenar los episodios de violencia con armas. Incluso indicó que Biden está dispuesto a promulgar dos proyectos de ley relacionados con el control de armas que fueron aprobados por la Cámara de Representantes -de mayoría demócrata- e instó al Senado -estrechamente dividido- a dar paso a la medida.

"Se pueden tomar acciones ejecutivas pero si aprobamos un plan de legislación entonces será permanente, si el Congreso lo autoriza se convierte en ley y eso es lo que nos hace falta", dijo Harris al medio estadounidense. La vicepresidenta sostiene además que Estados Unidos necesita realizar chequeos universales de antecedentes y establecer estándares federales para las normas.

Su comentario llega tras las declaraciones el martes de Biden, quien instó al Congreso a aprobar rápidamente leyes de controles de armas y dijo que podría tomar sus propias medidas para detener los tiroteos y los actos de violencia.

El debate en Estados Unidos sobre este tema se reaviva con cada nuevo incidente con armas, como el ocurrido el lunes, cuando un hombre armado mató a 10 personas, incluyendo un policía, en un supermercado de Colorado, apenas seis días después de que ocho personas murieran por disparos en un incidente en un área de spas de Atlanta.

Ambos tiroteos ponen presión para que el presidente cumpla sus promesas de campaña sobre el tema.

Biden, que asumió el poder en enero, se comprometió durante su campaña presidencial a tomar medidas para garantizar la seguridad en el uso de armas, pero ha dedicado los dos primeros meses de su mandato a la crisis del coronavirus y a sacar adelante un paquete de estímulos fiscales.

Estados Unidos tiene la mayor tasa de muertes de civiles por posesión de armas, de acuerdo a una investigación de RAND Corp, y el año pasado se produjeron 43.000 fallecimientos por tiroteos en el país, según Gun Violence Archive.