Emmanuel Macron pagará más a médicos que hacen guardias o aceptan más pacientes

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió este viernes una mejor remuneración para los médicos que hagan guardias o que acepten a más pacientes, como forma de afrontar el problema de saturación de las urgencias y de personas que no encuentran un médico de cabecera. Macron, que pronunció un largo discurso de casi una hora en uno de los grandes hospitales de la región de París en Corbeil Essonnes.

Emmanuel Macron pagará más a médicos que hacen guardias o aceptan más pacientes

AGUAJERO DIGITAL

París.- El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió este viernes una mejor remuneración para los médicos que hagan guardias o que acepten a más pacientes, como forma de afrontar el problema de saturación de las urgencias y de personas que no encuentran un médico de cabecera.

Macron, que pronunció un largo discurso de casi una hora en uno de los grandes hospitales de la región de París en Corbeil Essonnes, reconoció que los problemas del sistema sanitario son muy profundos, tardarán muchos años en poder resolverse e incluso advirtió del riesgo de que la situación empeore a corto plazo.

“Nuestro desafío a corto plazo -subrayó- es conseguir más tiempo de los médicos con los pacientes”, y eso pasa entre otras cosas por una mayor cooperación del personal administrativo o de oficios logísticos en los centros sanitarios, para que asuman tareas que permitan a los sanitarios liberarse de funciones ajenas a las de curar.

En esa misma línea, se marcó el objetivo de pasar de los casi 4.000 asistentes de médicos que hay actualmente a 10.000 a finales del año próximo.

Admitió que las profesiones sanitarias sufren “un problema de atractivo” por la sobrecarga de trabajo, porque no se tiene en cuenta el carácter penoso del trabajo de noche o de las guardias, pero también porque en las grandes ciudades su poder adquisitivo queda amputado por la carestía de la vivienda o del transporte.

De ahí el anuncio de que “vamos a remunerar mejor a los médicos que hacen guardias y a los que aceptan nuevos pacientes”, así como a los que están dispuestos a formar a los jóvenes y a los que trabajan cuando hay picos de demanda. Igualmente indicó que se identificará un parque de viviendas específicamente destinadas a los sanitarios en grandes ciudades.

Macron recordó que aunque ya se suprimió el “numerus clausus” que limitaba la formación de médicos, “no veremos el resultado en los 5-8 próximos años”, porque los estudios son largos pero también porque en paralelo algunos están abandonando y una buena parte están a las puertas de la jubilación.

Sobre las enfermeras, dijo que pese a que en tres años se han incrementado en un 20 % las plazas para su formación “el problema es que hay muchas que abandonan” durante los estudios, en concreto un 30 %, y además un 15 % fracasan por no alcanzar el nivel requerido.

El presidente hizo hincapié en que la crisis que vive el sistema sanitario no es sólo de medios, sino que “es mucho más complejo”, antes de recordar que el presupuesto en Francia se ha incrementado en 50.000 millones de euros en los tres últimos años, y que hace falta algunas reorganizaciones.

Así por ejemplo, señaló que se va a modificar el sistema de remuneración con dinero público de los hospitales y clínicas privadas, que se basa esencialmente en los actos médicos que se realizan sobre una base de tarifas comunes.

En concreto, una parte de esa remuneración pasará a estar determinada por “objetivos de salud pública” como las guardias porque se trata de “favorecer el trabajo colectivo en beneficios del paciente.

Se dará más “libertad de organización” a cada servicio en los hospitales, que estarán dirigidos por “un tándem administrativo y médico (…) para que todo el mundo trabaje codo con codo.

La intervención de Macron llega en un contexto de malestar y de protestas, como la de un colectivo de médicos liberales en huelga, que reclaman que se duplique el precio de las consultas de 25 a 50 euros.