Por MANUEL ALVAREZ Además de la tormenta tropical Elsa, que obligó a evacuar más de 200 mil personas en Cuba, este domingo último se originó la mayor tormenta de protestas […]

El principio del fin en Cuba

AGUAJERO DIGITAL

Por MANUEL ALVAREZ

Además de la tormenta tropical Elsa, que obligó a evacuar más de 200 mil personas en Cuba, este domingo último se originó la mayor tormenta de protestas contra la dictadura de Miguel Diaz Canel, presidente títere de ese ultrajado país.

Esa expresión de descontento fue algo inédito, y supuso una verdadera sacudida política para el gobierno cubano. Estas manifestaciones han revelado el hastío de cubanos frente a la crisis de la covi-19, la escasez de alimentos y medicinas, y los apagones sin treguas que hay en cuba.

El hartazgo ciudadano obligó a que miles de personas se lanzaran a las calles con la consigna de patria o vida, libertad y abajo la dictadura. Este hecho provocó la ira del gobierno que respondió represivamente. Los cubanos, empujados por la grave escasez y las penurias que vive la isla, agravada por la pandemia, ya no le tienen miedo al comunismo y se avizora un despertar en ellos que debe ser apoyado por el mundo.

Además, se le envía un claro mensaje a los verdugos de Venezuela y Nicaragua. Todavía está en nuestra mente la oleada de todo tipo de marchas, protestas y disturbios contra el gobierno de Ivan Duque, de Colombia y del presidente chileno.

El deseo de cambio, libertad, y la exigencia de derechos fundamentales nos lleva a apoyar al pueblo cubano.