El Gobierno ejecutará medidas para auxiliar a los restaurantes

El propósito central de la re­unión del presidente Luis Abinader con el Gabinete de Turismo, Salud Pública y representantes de la Asocia­ción Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) fue buscar alternativas para apoyar específicamente a los restaurantes, cuyos propie­tarios se han quejado por las nuevas medidas que limitan sus operaciones.

El Gobierno ejecutará medidas para auxiliar a los restaurantes

AGUAJERO DIGITAL

El propósito central de la re­unión del presidente Luis Abinader con el Gabinete de Turismo, Salud Pública y representantes de la Asocia­ción Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) fue buscar alternativas para apoyar específicamente a los restaurantes, cuyos propie­tarios se han quejado por las nuevas medidas que limitan sus operaciones.

El presidente de la Asonaho­res, Rafael Blanco Tejera, in­formó que tras ese encuentro se espera que en los próximos días el Gobierno implemente las acciones que se han pro­puesto para aliviar la difícil si­tuación de ese sector. “Que­remos destacar que tanto el presidente de la República y los ministros de Turismo y de Salud han estado participan­do en las reuniones técnicas para determinar las posibles medidas y asegurar la aplica­ción en el plazo más breve po­sible”, indicó Blanco Tejera a Listín Diario.

Prioridad

Blanco Tejera destacó que para Asonahores la salud de todos es la prioridad, por lo que apoyan las acciones que se han estado tomando ya que el control sanitario es la base para el desarrollo de cualquier actividad eco­nómica. El ministro de Tu­rismo, David Collado, mani­festó el jueves a través de su cuenta de Twitter que para el Gobierno es de mucho in­terés buscar una solución a la situación que atraviesan los restaurantes y locales de co­mida rápida.

Restricciones

El decreto 740-20, promul­gado el 30 de diciembre el 2020, establece que desde el 1 hasta el 10 de enero de 2021 los bares, restaurantes y colmadones no podrán re­cibir clientes que consuman en sus instalaciones.

Esto provocó quejas entre  los propietarios de restau­rantes, quienes manifesta­ron que restringir por com­pleto la venta a comensales en sus instalaciones pone aún más en peligro la super­vivencia de un sector que ya está frágil.