Si el diezmo fuera bien visto, aceptado y cumplido por los empresarios, políticos, artistas, peloteros y petroleros. No habría un título más codiciado qué el de Pastor Evangélico; serían  los más acaudalados y quienes gobernarían el mundo. Conforme a la ley 11-92 que crea el Codigo Tributario, todo pago o contribución que se realice en dinero debe, no sólo está sustentado en la ley, sino que debe rendirse un informe a la Cámara de Cuentas.

El Diezmo y la función de Pastor

AGUAJERO DIGITAL

Si el diezmo fuera bien visto, aceptado y cumplido por los empresarios, políticos, artistas, peloteros y petroleros. No habría un título más codiciado qué el de Pastor Evangélico; serían  los más acaudalados y quienes gobernarían el mundo. 

Conforme a la ley 11-92 que crea el Codigo Tributario, todo pago o contribución que se realice en dinero debe, no sólo está sustentado en la ley, sino que debe rendirse un informe a la Cámara de Cuentas.

El Diezmo son los aportes que realizan los miembros de las iglesias, por tanto es un fondo público, no es privado, son administrados por las congregaciones, según la ley,  hay que rendir de manera transparente un informe, de lo contrario ante la ley del hombre deviene en ilegalidad.

Un principio muy importante de las iglesias evangélicas es qué  "Hay que respetar las autoridades, que son impuestas por Dios" o sea que el cobro de los impuestos es aceptado por Dios y administrado en favor del bien común tal y como lo hacen los Estados en el caso nuestro la República Dominicana, hasta ahí estamos bien para los Evangélicos.

Surge una interrogante ¿Y los Pastores por qué el diezmo no lo transparentan? ¿Por que no se le dice a las autoridades cobramos tanto éste mes o durante el año y debemos aportar al Estado una partida para que se mejoren los servicios? No eso noooo, no no noooo.

Todo lo contrario, ellos viven exigiendo al Estado mayor nivel de participación, en Campaña Electoral, viven vendiéndose una gran mayoría al mejor postor e incluso le entregan la gloria de Dios a los candidatos a cambio de migajas.

Algo que se agrega más aún que incluso hay iglesias que vienen con la doctrina de que asumen y le sugieren a sus miembros que cuando consiguen un empleo el primer sueldo es para la Iglesia ¡Alguien que sea religioso me oriente que no entiendo!

El pueblo debe despertar en el sentido de que una cosa es el Poder Santo y otra es el Poder Político. Una cosa es el comercio de la palabra y otra es la prédica de la palabra dirigida al bien común como lo hizo Jesús...

Por Leandro Ortiz de la Rosa 
Abogado-Periodista y seguidor de Jesucristo de corazón