El buque escuela Juan Sebastián Elcano regresa a Santo Domingo

El buque escuela Juan Sebastián Elcano visita por vigésima segunda vez a República Dominicana como parte del XCIII Crucero de Instrucción de 6 meses de duración que inició en Cádiz el pasado 3 de noviembre. Este navío fue recibido en el puerto...

El buque escuela Juan Sebastián Elcano regresa a Santo Domingo

El buque escuela Juan Sebastián Elcano visita por vigésima segunda vez a República Dominicana como parte del XCIII Crucero de Instrucción de 6 meses de duración que inició en Cádiz el pasado 3 de noviembre. Este navío fue recibido en el puerto de San Soucí con una actividad que contó con la presencia del embajador de España en la República Dominicana, Alejandro Abellán, oficiales de las Fuerzas Armada de la República Dominicana, entre otras autoridades.

El buque está al mando del capitán de navío Santiago de Colsa y cuenta con una dotación formada de 20 oficiales, 57 guardias de marina, 18 suboficiales, 120 militares de la escala de marinería y tropa y 2 maestros civiles. El Juan Sebastián Elcano fue creado en 1927 como un crucero de instrucción con el propósito de contribuir a la formación integral de los alumnos embarcados, mediante la instrucción y adiestramiento en la mar y en puerto.

“Es un buque escuela. La tripulación es de 230 personas, aproximadamente el 15% son mujeres. De esos 230, 57 son guardiamarinas que están en su tercer año de una formación muy intensiva”, explica el capitán de Colsa.

“Esta es su primera oportunidad de integrarse en una dotación de un buque de la armada. Entonces es una verdadera escuela para ellos, sobre todo para que aprendan valores, lo que es el honor, el valor, la lealtad, la disciplina, el compromiso y el trabajo en equipo. Para eso esta plataforma es ideal”, agregó.

Este crucero también es una de las actividades realizadas dentro del marco de la conmemoración del “V centenario de la primera circunnavegación a la Tierra”, expedición iniciada por Fernando de Magallanes.

Asimismo, el buque ha sido nombrado en honor al explorador español Juan Sebastián Elcano, capitán que completó dicha expedición tras la muerte de Magallanes.

“Cuando en el año 1927 la armada se planteó construir un buque escuela” inmediatamente se imaginó que tenía que ser esto, “un velero de gran porte, noble, elegante, que pudiera permanecer largos períodos de tiempo en la mar y que pudiera viajar por todo el mundo representando a España”, comenta el capitán del navío.