California anuncia que todos los vehículos nuevos deberán ser "cero emisiones" en 2035

Los automóviles nuevos que se venden en California tendrán que ser "cero emisiones" a más tardar a partir de 2035, según un texto aprobado este jueves en este estado, que lidera los esfuerzos por una transición energética en Estados Unidos. 

California anuncia que todos los vehículos nuevos deberán ser "cero emisiones" en 2035
AGUAJERO DIGITAL

Los automóviles nuevos que se venden en California tendrán que ser "cero emisiones" a más tardar a partir de 2035, según un texto aprobado este jueves en este estado, que lidera los esfuerzos por una transición energética en Estados Unidos. 

"Acelerar rápidamente el número de vehículos de cero emisiones en nuestras carreteras y autopistas reducirá sustancialmente las emisiones y la contaminación para todos los californianos, especialmente para aquellos que viven cerca de las carreteras y sufren de contaminación del aire constante", dijo en un comunicado la presidenta de la agencia de calidad del aire de California, Liane Randolph.

La medida fue celebrada por ambientalistas, que esperan que pueda impulsar a otras regiones de Estados Unidos a adoptar rápidamente los vehículos eléctricos. 

Las normas, anunciadas por la Junta estatal de Recursos Atmosféricos, exigen que un porcentaje cada vez mayor de nuevos autos vendidos a los 40 millones de habitantes de California no produzcan contaminantes de tubo de escape, hasta llegar a su completa prohibición dentro de 13 años. 

"El plazo es ambicioso pero alcanzable: para el momento en que un niño nacido este año esté listo para entrar a la secundaria, solo vehículos cero emisiones o un número limitado de híbridos enchufables (PHEV) nuevos estarán a la venta en California", precisó el comunicado de la agencia. 

La directiva, a la que se le encomendó la tarea de encontrar una forma de implementar la orden del gobernador Gavin Newsom para la transición del sector automovilístico del estado, dijo que los beneficios ambientales y de salud serían significativos. 

"Para 2037, la regulación aportará un 25% en la reducción de la contaminación causante del esmog proveniente de los vehículos ligeros".

"Esto beneficia a todos los californianos, pero especialmente a las comunidades del estado más aquejadas ambiental y económicamente a lo largo de autopistas y otras vías muy transitadas". 

"Desde el 2026 hasta el 2040 la regulación resultará en impactos acumulativos de salud evitados (...) incluyendo 1.290 muertes cardiopulmonares menos, 460 ingresos hospitalarios menos por enfermedades cardiovasculares o respiratorias y 650 visitas menos a la sala de emergencias por asma".

California es el mercado automovilístico más grande de Estados Unidos, uno que los fabricantes no pueden darse el lujo de ignorar. 

Es por ello que las normativas implementadas en California impactan los planes de producción a lo largo del país, así como en el extranjero, lo que da al estado gran influencia en establecer efectivamente los estándares nacionales. 

Hoja de ruta "innovadora"

La decisión del jueves le sigue a una ley climática firmada por el presidente Joe Biden la semana pasada, que dispone cientos de millones de dólares en incentivos para programas de energía limpia. 

Biden y su Partido Demócrata se apresuran así a recuperar el terreno en política climática que consideran que se perdió bajo la administración de su antecesor Donald Trump, quien sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París y revirtió lo que ambientalistas calificaban como un proceso ya débil en la reducción de emisiones de combustibles fósiles que impulsan el calentamiento global. 

Newson, un referente dentro del Partido Demócrata que se rumora tiene ambiciones presidenciales, celebró la decisión. 

"Ahora, California tiene una hoja de ruta innovadora, líder mundial, para reducir las peligrosas emisiones de carbono y separarse de los combustibles fósiles", dijo el gobernador. 

La reducción del número de automóviles de combustible y diésel en las vías es equivalente a "915 millones barriles de petróleo de emisiones que no contaminarán nuestras comunidades".

"Con el histórico de 10.000 millones de dólares que estamos invirtiendo en acelerar la transición (...) estamos haciéndole más fácil y barato a todos los californianos comprar vehículos eléctricos". 

En años recientes, jurisdicciones de todo el mundo, especialmente de Europa, han puesto su mirada en el contaminante sector automovilístico. 

Noruega apunta a que todos sus nuevos vehículos produzcan cero emisiones por tubo de escape para 2025.

Reino Unido, Singapur e Israel se proyectan para 2030, mientras que la Unión Europea quiere terminar con la venta de nuevos autos de gasolina y diésel para 2035.

El calentamiento global causado por la humanidad ya ha incrementado las temperaturas promedio en todo el planeta, afectando los patrones climáticos y empeorando las amenazas naturales como incendios forestales y tormentas. 

Científicos aseguran que se necesita una acción radical para limitar el daño y que enfocarse en disminuir las emisiones de combustibles fósiles es la clave en esa batalla.