Cabrera, Donaldson y Polanco se bajan del avión para RD

Julio Hazim fue el último empresario que emprendió la aventura de traer juegos de Grandes Ligas, en 2000, y de la experiencia sacó la conclusión de que los partidos de pretemporada no capturan el interés de un público dominicano exigente y...

Cabrera, Donaldson y Polanco se bajan del avión para RD

Julio Hazim fue el último empresario que emprendió la aventura de traer juegos de Grandes Ligas, en 2000, y de la experiencia sacó la conclusión de que los partidos de pretemporada no capturan el interés de un público dominicano exigente y conocedor del juego.

La intrascendencia de la pizarra es tal que si tras nueve entradas no hay un equipo delante así se queda.

Las ventas de boletas para el Minnesota-Detroit del sábado que marcarán el regreso del Gran Circo al país derriban esa teoría, pero las bajas de última hora explican el riesgo al que se expone un promotor, que van más allá del riesgo climático, accidente o hasta de salud.

El inicialista/bateador designado Miguel Cabrera no está en el grupo que tomará el avión la noche del viernes para venir a Santo Domingo. Lo confirmó ayer el venezolano Carlos Guillén, coordinador de relaciones públicas bilingüe de los Tigres al programa radial Grandes en los Deportes.

Por los Mellizos quedó descartado Jorge Polanco y tampoco vendrá Josh Donaldson, reveló al mismo espacio de Escándalo 102.5 FM el romanense Elvis Martínez, del departamento de comunicaciones del club de Minneapolis.

Quienes sí aseguraron su presencia fueron Nelson Cruz, Miguel Ángel Sanó, además de los prospectos Wander Javier, Gilberto Celestino y Johan Durán, por la tropa gemela.

Es la naturaleza de los entrenamientos, sobre todo en la primera mitad del mes de marzo cuando los abridores están limitados.

La del próximo sábado será la sexta ocasión en que equipos de Grandes Ligas disputan series amistosas en suelo dominicano.

La primera se produjo en 1977 cuando los Dodgers de Los Ángeles y Mets de Nueva York jugaron partidos en los estadios Quisqueya y Cibao. Un año más tarde llegaron los Filis de Filadelfia y Cardenales de San Luis, que además de la capital y Santiago disputaron un choque en San Francisco de Macorís.

En 1984 la empresa Gulf and Western trajo a los Astros de Houston y Yankees de Nueva York, que sostuvieron encuentros en la capital y La Romana.

En 1999 los Metropolitanos regresaron para jugar dos choques en el Quisqueya con los Expos de Montreal. En el 2000 llegaron los Astros y Medias Rojas.

Si bien en la última visita el parque no estuvo a tope la venta de boletas fue un éxito, a decir por la MLB.

De acuerdo con una lista enviada a DL por la liga, para la serie se vendieron 28,000 boletos.