Luis Abinader, presentó en el 2018, como candidato, un proyecto de reforma a la Ley 10-14, de la Cámara de Cuentas dirigida a incrementar el control fiscal interno y externo de los recursos públicos, los procesos administrativos y el patrimonio del Estado. Adoptó la iniciativa como parte de los cambios que propuso para que sean introducidos en la administración del Estado, y por su convicción de que la oposición debe ser ejercida de manera responsable y propositiva, y convirtiendo el discurso en hechos favorables al interés nacional.

Auditoría anual a oficinas públicas debe publicarse.

AGUAJERO DIGITAL

Luis Abinader, presentó en el 2018, como candidato, un proyecto de reforma a la Ley 10-14, de la Cámara de Cuentas dirigida a incrementar el control fiscal interno y externo de los recursos públicos, los procesos administrativos y el patrimonio del Estado.
 
Adoptó la iniciativa como parte de los cambios que propuso para que sean introducidos en la administración del Estado, y por su convicción de que la oposición debe ser ejercida de manera responsable y propositiva, y convirtiendo el discurso en hechos favorables al interés nacional.

Entre los primeros considerandos del proyecto de reforma propuesto por Abinader se establece “Que el control y fiscalización sobre el patrimonio, los ingresos, gastos y uso de los fondos públicos se llevará a cabo, además de los órganos constitucionales, por la sociedad, a través de los mecanismos establecidos en las leyes”.

La propuesta incluye además obligación de realizar una auditoría anual a todas las instituciones públicas, que deberá ser publicada, procedimiento para que a requerimiento de la sociedad civil la Cámara de Cuentas realice auditorías, refuerzo de su capacidad sancionadora y mecanismo de garantía de autonomía presupuestaria del órgano contralor y auditoría de las obras de infraestructuras por valor superior al 1% del Presupuesto.

“Presentamos este aporte como una contribución esencial a una de las preocupaciones centrales de la sociedad que es la debida transparencia, el rigor y la pulcritud en la gestión de los fondos públicos”, expresó Abinader al entregar el proyecto a Ronald Sánchez, Alfredo Pacheco y a otros ex diputados. Subrayó que adopta la iniciativa como parte de los cambios que propone sean introducidos en la administración del Estado, y por su convicción de que la oposición debe ser ejercida de manera responsable y propositiva, y convirtiendo el discurso en hechos favorables al interés nacional y al pueblo.
 
Me causó impresión esto que dijo: Que el control y fiscalización sobre el patrimonio,los ingresos, gastos y uso de los fondos públicos se llevará a cabo, además de los órganos constitucionales, por la sociedad, a través de los mecanismos establecidos en las leyes; y que la ley No. 10-04, del 20 de enero de 2004, de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana, la cual fue promulgada diez años antes dela Constitución de 2010 y su posterior modificación en 2015, nos obliga a una revisión y adaptación de dicha legislación a las nuevas normas constitucionales y la realidad de los nuevos tiempos.
 
¿Qué Pasó?  Pandemia paralizó proyectos y a todos les dio Covid?

 Mire: Una cosa Es con violín y otra con guitarra
 
Aplicar sanciones administrativas a los servidores públicos que no colaboren con el personal de la Cámara de Cuentas para el adecuado cumplimiento de sus funciones, o que de alguna manera obstruyan el buen desenvolvimiento de las mismas; por ej. se decía:
 
“Toda institución, consignada en la ley de Presupuesto General del Estado aprobada cada año, será auditada anualmente sin excepción, tanto desde el punto de vista financiero como de gestión y sus resultados serán publicados en los 60 días siguientes a su conclusión”
 
Yo espero se haga y no perder tiempo en vistas públicas. con sólo un decreto o resolución adm, lo puede lograr.  ¿Cuando empezamos ?