Antiguo socio de Rudy Giuliani es condenado por financiación de campañas

Un antiguo socio del polémico exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani fue declarado culpable este viernes de crímenes relacionados con la financiación de campañas políticas, con las que trataba de ganar influencia con el objetivo de respaldar un negocio de cannabis. Lev Parnas, un empresario ucraniano, también fue declarado culpable de usar dinero de una compañía falsa para canalizar cientos de miles de dólares de contribuciones políticas que fueron a parar al Partido Republicano y a comités de apoyo del expresidente Donald Trump.

Antiguo socio de Rudy Giuliani es condenado por financiación de campañas

AGUAJERO DIGITAL

Nueva York, (EFE).- Un antiguo socio del polémico exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani fue declarado culpable este viernes de crímenes relacionados con la financiación de campañas políticas, con las que trataba de ganar influencia con el objetivo de respaldar un negocio de cannabis.

Lev Parnas, un empresario ucraniano, también fue declarado culpable de usar dinero de una compañía falsa para canalizar cientos de miles de dólares de contribuciones políticas que fueron a parar al Partido Republicano y a comités de apoyo del expresidente Donald Trump.

En su día, Parnas confesó haber ayudado a Giuliani, antiguo abogado personal de Trump, a recabar información negativa sobre el presidente Joe Biden y sus presuntas relaciones con representantes del Gobierno de Ucrania, en un esfuerzo por mancillar la imagen del entonces candidato a la Presidencia.

En un comunicado, el fiscal de Manhattan, Damian Williams, afirmó que tanto Parnas como otro empresario, Andrey Kukushkin -también declarado culpable- habían conspirado para manipular el sistema político estadounidense con el objetivo de enriquecerse.

“Las leyes de financiación de campañas están diseñadas para proteger la integridad de nuestras elecciones libres y justas, libre de cargas de intereses o influencias extranjeras”, dijo Williams. “Salvaguardar esas leyes es esencial para preservar las libertades que para los estadounidenses son sagradas” agregó.

Parnas, por su parte, ha seguido negando su culpabilidad, y tras la condena, afirmó a la prensa que “nunca” se ha “escondido de nadie. “Siempre me he levantado y he dicho la verdad”, agregó.

El veredicto se conoció tras solo seis horas de deliberaciones, y después de que el jurado escuchara durante el proceso judicial testimonios de, por ejemplo, el director financiero de un fondo de campañas políticas que apoyaba a Trump y a un antiguo alto empleado de un excongresista republicano de Texas.